Por Olga Lidia Pérez

En el año 2002, un pionero cubano que cursaba por entonces el 5to grado, conmovido ante la injusticia tremenda de cuatro años de encarcelamiento en Estados Unidos de los Cinco Héroes Cubanos, escribió:

“El dragón los atrapó / y no los deja salir, / por defender a los niños / igual que José Martí”. [1] Ocho años más han transcurrido pero el “dragón” sigue ilógica y cruelmente fortaleciendo los barrotes injustos de sus celdas.

Voces surgidas desde los cuatro puntos cardinales han reclamado sin descanso la libertad de Ramón, Antonio, René, Fernando y Gerardo. Cuba y los amigos solidarios de todo el mundo han denunciado la injusticia, desarrollado campañas para dar a conocer el crimen y de reclamo, han exigido una y otra vez el retorno de los Cinco. Y aunque mucho hemos conquistado, al parecer, el “dragón” sigue con sus oídos muy sordos.

“Son patriotas y poetas, / son ejemplo para mí, / por defender a los niños / igual que José Martí. / Son cinco héroes cubanos, / son el sol de mi país, / por defender a los niños / igual que José Martí”. Así les describía el pionero cubano y así se mantienen, como el sol de Cuba, con su fuerza y su luz, los Cincos en las cárceles del Imperio, a pesar de las injustas condiciones de encierro, las torturas psicológicas a que son sometidos y las irracionales penas a que fueron condenados.

La batalla, pues, no sólo no puede cesar sino que tiene que multiplicarse. “Todas las voces, todas; todas las manos, todas”, como rezaban los versos poderosos que escuchamos tantas veces en la voz de Mercedes Sosa, hasta que logremos convertir al “atrapador” en el atrapado, hasta que el clamor mundial haga trizas las rejas, los barrotes, las celdas donde el “dragón” pretende encerrar la verdad, la justicia y el amor.

Lic. Rosa Cristina Báez Valdés "La Polilla Cubana"
Moderadora Lista e-mail Cuba coraje

Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply.