_ TICLIO, PERÚ, 28 de diciembre (PL).— "Misión cumplida", corearon hoy siete aguerridos caminantes peruanos al llegar a este gélido paraje de las cumbres andinas, tras cuatro días de marcha, para exigir la libertad de cinco luchadores antiterroristas cubanos.

El grito rebotó en las montañas cubiertas de nieve, luego que los muchachos colocaron una bandera blanca en el paso más alto de la Cordillera Central andina, a cuatro mil 880 metros sobre el nivel del mar, con la inscripción "Obama: Libera ya a los cinco patriotas cubanos".

El entusiasmo estaba al tope entre los marchistas, pese al frío, al cansancio y a los dolores en las extremidades, consecuencia del esfuerzo acumulado y de la última jornada, en la que recorrieron 42 kilómetros en cinco horas, desde la ciudad minera de La Oroya.

Al lugar llegaron por carretera desde Lima, la capital del país, ubicada a unos 200 kilómetros al oeste de Ticlio, y se sumaron al acto el presidente del Comité Peruano de Solidaridad con los Cinco, Gustavo Espinoza, al frente de un grupo de activistas.

La esforzada caminata recorrió 233 kilómetros desde la localidad de Ahuaycha, en la región Huancavelica, y enfrentó el mal tiempo, con lluvia nieve y granizo, que se registra desde la semana pasada en la región andina central.

El grupo de marchistas fue encabezado por la presidenta de la Casa de Amistad Perú-Cuba Vilma Espín, Rossy Narváez, quien compartió con Prensa Latina la satisfacción de haber coronado con éxito la tarea.

Tras recordar que su organización se comprometió a realizar la caminata ante el XII Encuentro Peruano de Solidaridad con Cuba realizado en octubre último en la sureña ciudad de Arequipa, dijo que el objetivo es difundir la justa causa de los Cinco Héroes.

En el breve acto realizado, Rossy, de 19 años, manifestó que los peruanos solidarios con Cuba comparten el llamado hecho en septiembre pasado en la Asamblea General de Naciones Unidas por el presidente Ollanta Humala, de que se levante el bloqueo norteamericano contra Cuba.

Terminado el acto y antes de retirarse los participantes por el inicio de una fuerte granizada, el líder de la solidaridad peruana con los Cinco, Gustavo Espinoza, felicitó a los caminantes por la proeza realizada.

Espinoza dijo que los marchistas, en su mayoría jóvenes, enorgullecen a Perú por su gesto solidario con una lucha que se ha convertido en causa del mundo entero.

La marcha comenzó en Ahuaycha a primera hora del día de Navidad y en esa jornada recorrió 73 kilómetros hasta la ciudad de Huancayo; al día siguiente hicieron el tramo Huancayo-Jauja y el 27 la etapa Jauja-La Oroya.

La movilización demandó al presidente norteamericano que ordene la liberación definitiva de René González, quien después de 13 años de prisión injusta, sufre tres años de libertad supervisada, impedido de volver a su Patria.

Además, exigió que salgan de la cárcel Ramón Labañino, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Fernando González, también condenados a penas desproporcionadas.

GRANMA




Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply.