ALBERTO MAS

Caraguatay, población misionera a 176 kilómetros de Posadas, al norte de la Argentina y cerca de las Cataratas del Iguazú, nos muestra un poco de nuestra historia y nuestro presente, allí el Che, nuestro Ernesto Che Guevara, pasó sus primeros años de vida, y Rosa Navarro de 49 años de edad, que nunca había pisado el suelo de una escuela, pudo estampar por primera vez su firma en un documento, habiendo podido leerlo previamente.

Picture
Rosa Navarro suscribió la carta reclamándole a Obama por la inmediata libertad de Fernando, Antonio, Ramón, Gerardo y René.
Rosa es una de las 96 nuevas egresadas del programa de alfabetización Yo sí Puedo, que el pasado 14 de junio recibieron sus títulos en un acto que significó también que Caraguatay fuera distinguido como el primer municipio de Misiones libre de analfabetismo por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, siendo el quinto que recibiera este galardón en el país.

En Argentina, la Fundación Un Mundo Mejor es Posible, cordina la aplicación del método cubano del que ya egresaron 21 000 personas en nuestras tierras.

Hasta aquí, una nota periodística, una información más; pero, ¿qué hay detrás de la noticia?, primero una decisión política de reconocer que un mundo mejor es posible, y que para ello debemos tener pueblos cultos, alfabetizados, y que cualquier esfuerzo para lograrlo es poco, y es así que los cubanos desarrollaron el método de alfabetización Yo sí Puedo y lo desparramaron con toda su solidaridad a cuestas por el mundo, desde el año 2003 más de cuatro millones de personas aprendieron a leer y escribir. Solo en Venezuela, en menos de seis meses, se logró la alfabetización de un millón de personas. Países tan distintos y distantes como México, Nigeria, Mozambique, Bolivia, Nueva Zelanda, Argentina, se hermanan en la lucha contra el analfabetismo.

Vos, lector de esta nota, ¿por algún instante te imaginas en el lugar de un iletrado, que solo vea las fotos y no pueda interpretar el texto?, qué se siente, cuánta frustración y desamparo, cuánto ultraje acumulado por los que se aprovecharon, y siguen haciéndolo con esta situación, cuánto manoseo, un pueblo inculto es más fácil de dominar, de engañar.

¿Qué pensará ese grupo de hombres y mujeres mayores que hoy pueden escribir y leer una carta, leer el diario, un libro, en el preciso instante en que se reconocen con la palabra escrita, qué pensarán esos hombres y mujeres de la foto en Caraguatay, de piel curtida por el sol, el trabajo del monte y la tierra roja, en ese preciso momento en que se están recibiendo de "alfabetizados"?

¿Qué habrá pensado Rosa Navarro cuando leyó la carta dirigida al presidente de Estados Unidos señor Barack Obama, reclamándole por la inmediata libertad de Fernando, Antonio, Ramón, Gerardo y René, los Cinco cubanos presos políticos en Estados Unidos por luchar contra los terroristas que asolan a Cuba y los países de América Latina que pretenden la liberación del yugo imperial, y decidió estampar su firma en ella, su primera firma como letrada, al final de la hoja? (argentinaporlos5.blogspot.com)

GRANMA


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply.