TORONTO, Canadá, 7 octubre.— Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramon Labañino, uno de los cinco antiterroristas cubanos presos injustamente en Estados Unidos, considera que crece en Canadá el apoyo por su liberación.

Palmeiro realiza una gira por este norteño país que la ha llevado a Ottawa, la capital, y a las ciudades de Montreal y Windsor, y ahora se encuentra en la cosmopolita Toronto, en las que ha encontrado gran recepción, afirmó, a su llamamiento de apoyar la causa de los Cinco.

He podido realizar importantes encuentros con miembros del Parlamento en momentos en que se abre una nueva etapa en la lucha por la liberación de nuestros familiares, pues todas las posibilidades en la vía legal se agotan, expresó a Prensa Latina.

Igualmente, se ha reunido con grupos sindicales, del movimiento de amistad con Cuba y otras personalidades y medios de prensa.

Aseguró que ha encontrado una recepción muy positiva pues reconocen lo injusto del encarcelamiento de nuestros familiares, la doble moral que encierra, comprenden la arista humanitaria que encierra este caso, señaló.

Se escandalizan al conocer que las esposas de René González y Gerardo Hernández no han podido visitarlos en prisión por la negativa del gobierno norteamericano a otorgarles visas, describió.

Indicó que se trabaja en el Parlamento canadiense por la aprobación de una resolución o el envío de una carta al presidente Barack Obama firmada por un mayor número de legisladores de los que suscribieron una misiva igual hace un tiempo.

La primera carta la firmó toda la bancada del Partido Quebecois más 16 miembros del Partido Nueva Democracia, entre otros, recordó Palmeiro quien ha realizado cuatro visitas a Canadá para explicar el caso.

El tema de los Cinco tiene mucho que ver con los principios éticos y morales, de los valores familiares, de niños que han crecido sin sus padres, de las privaciones a las que están sometidos, comentó.

Y esto siempre se crea una empatía independientemente de posiciones políticas, religiosas, acotó.

El miércoles participó en un encuentro en el Parlamento de Ontario entre un grupo de académicos cubanos y legisladores locales, y conversó con el presidente de esa casa legislativa, Steve Peters, quien manifestó su disposición a ayudarla.

Su gira fue gestionada por el Congreso Trabajadores-Trabajadores que organizan la Central de Trabajadores de Cuba y el Sindicato Metalúrgico de Canadá, y coordinada sobre el terreno por el movimiento de solidaridad y la embajada cubana.

Tras la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de desoír el caso, redoblar la demanda por la liberación de nuestros familiares es la única posibilidad que nos queda, advirtió la esposa de Labañino.

GRANMA


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply.